`Mi aula es un escenario’, el proyecto del Teatro Guiniguada para inculcar el amor por las artes escénicas y la música a los escolares de Gran Canaria, inicia esta semana su segunda edición con una novedad: la de convertir a artistas en ‘profes’ de los propios centros educativos. De este modo, artistas de distintas disciplinas se subirán a la tarima de la clase para contar sus experiencias a cerca de 2.000 alumnos, a los que también invitarán a sentarse posteriormente en las butacas del Guiniguada para disfrutar de espectáculos programados en esta propuesta educativa. 

La “audiencia” estará integrada por alumnado de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Aula de Música de diferentes centros educativos de la isla. Antes de asistir a estos espectáculos, los escolares recibirán en su aula a algunos de sus protagonistas, quienes les hablarán de los diferentes géneros y lenguajes escénicos como formación teórica, pero sobre todo lo que se cuece delante y detrás de un escenario en un espectáculo de las características que podrán ver posteriormente en el Guiniguada.

Para llevar a cabo estas acciones en el aula se han preparado previamente unas unidades didácticas específicas para cada uno de los espectáculos, adaptadas al currículo educativo, edad del alumnado, competencias y características del montaje. Este material ha sido realizado con la colaboración de un experto en Educación que ha colaborado con las compañías para guiarles en su elaboración. Asimismo, el profesorado se ocupará de introducir previamente a los alumnos en esta temática antes de recibir la visita de los artistas. Todo ello con el objetivo de dar una formación básica a las futuras generaciones que contribuya a un mejor conocimiento de las artes escénicas.